¿Qué son las urnas biodegradables?

Una urna funeraria biodegradable es un recipiente hecho para contener las cenizas que quedan después de la cremación de un cuerpo. Lo que distingue a estos contenedores de otros tipos de urna es el hecho de que están hechos de materiales orgánicos y reciclados que han sido recolectados de manera sostenible. Las urnas biodegradables son ideales para entierros acuáticos y cementerios verdes porque están diseñadas para descomponerse naturalmente cuando se entierran o se exponen al agua.

Los siguientes materiales se utilizan para hacer urnas biodegradables:

  • Papel reciclado y ecológico
  • Corteza de árboles y materiales vegetales
  • Hojas de palma
  • Arcilla sin cocer
  • Bloques de sal
  • Arena
Estas urnas no contienen ningún componente metálico, y el único plástico utilizado es una bolsa de plástico biodegradable aprobada por la EPA, que se utiliza como revestimiento interior. Incluso se sellan con una cola respetuosa con el medio ambiente.

“Urna biodegradable, descanso eterno, vuelta a la naturaleza”

¿Cómo se usan las urnas ecológicas?

Una urna biodegradable es una buena opción tanto para aquellos que planean mantener las cenizas de un ser querido como para aquellos que quieren esparcir o enterrar las cenizas. Mientras estén protegidas de los elementos, la mayoría de estas urnas son muy duraderas y durarán muchos años. No comienzan a descomponerse hasta que son enterrados o puestos en el agua, dependiendo de la urna. Al igual que las urnas tradicionales, vienen en una variedad de formas y colores atractivos, adecuados para exhibición.

Tipos de urnas funerarias biodegradables

URNAS NU


100% biodegradable y totalmente saludable, destinada para depositar las cenizas en el mar. Un tipo de urna de cremación biodegradable la cuál está hecha especialmente para dispersar las cenizas en el mar. Desde un punto de vista práctico, este tipo de urna evitará que las cenizas vuelen en aguas abiertas. En su lugar, el recipiente soluble en agua se coloca en el agua con las cenizas dentro, donde flota durante unos minutos antes de hundirse entre las olas. Bajo el agua, la urna biodegradable se desintegrará lentamente en cuestión de minutos, horas o días, dependiendo de la urna, liberando las cenizas en el agua, donde también se biodegradarán.

URNAS GEOS


100% biodegradable, destinada para depositar las cenizas en todo tipo de terreno. Una urna de cremación biodegradable, como un ataúd biodegradable, se descompondrá gradualmente en el suelo y volverá a la tierra, junto con las cenizas. La preocupación por el medio ambiente es una de las razones de la creciente popularidad de la cremación como alternativa al entierro tradicional. De acuerdo con el espíritu de «tierra a tierra, cenizas a cenizas, polvo al polvo» -una frase del rito funerario centenario del Libro de Oración Común-, la cremación es vista por muchos como el medio más ecológico para deshacerse de los restos corporales.